67.6 F
Davis

Davis, California

Saturday, February 24, 2024

El grupo del Arboretum invita a la comunidad a experimentar la alegría de la música folclórica

Cada viernes, los lugareños de Davis y estudiantes se reúnen con instrumentos en el “Wyatt Deck” para una sesión abierta de “jam”

 

Por MIA BALTIERRA — features@theaggie.org

Traducido por JOSÉ HERNANDEZ

Read this article in English.

 

El Arboretum de Davis es conocido por su extenso paisaje herboso, secuoyas y arroyos pacíficos. Pero cada viernes a mediodía, uno podría encontrar los sonidos del violín, la guitarra, el ukelele y el canto, unirse al susurro de las hojas y el flujo del arroyo, mientras miembros de la comunidad se reúnen en el “Wyatt Deck”, justo al otro lado del Edificio de la Música, para una sesión de “jam” de música folclórica.

Los asistentes regulares componen un grupo de alrededor de 10 músicos y cantantes, compuesto de lugareños y algunos estudiantes de UC Davis. A las 12:10 p.m., las sillas, son puestas en un semicírculo, se montan atriles y se afinan instrumentos. Varias guitarras, un ukelele, un violín y una armónica están listos para cantar, y pronto, la música empieza. 

La estructura algo fluida de la sesión le da la bienvenida a los asistentes y a miembros de la audiencia por igual. A cada miembro del grupo se le da la oportunidad de escoger una canción para que el grupo toque. 

“No tenemos reglas en cuanto a qué tipo de música,” dijo el asistente regular Rick Hein. 

“Si tú quieres tocar música excéntrica, lo intentaremos. Tienes que darnos algunos parámetros; tú sabes, dinos qué cuerdas tocar o que metro estamos tocando, pero lo intentaremos”.

La selección de música en su mayoría es folclórica, pero también incluye rock, country e incluso canciones celtas. Los asistentes pueden escoger de una amplia colección de partituras o traer las suyas.

Las sesiones de “jam” de música folclórica ha sido una tradición en el Arboretum por más de una década y fueron empezadas por Elaine Fingerett, un coordinador académico del Arboretum, quien ya falleció. El grupo comenzó cada dos semanas, pero los últimos años se ha convertido en un evento semanal.

Las operaciones del grupo se detuvieron durante la pandemia del COVID-19 y tuvieron que cambiar de ubicación al parque “Chestnut” cuando el “Wyatt Deck” estaba en construcción, de acuerdo a Hein. Una vez que la sede “Wyatt” se abrió al público el invierno pasado, el grupo reanudó las reuniones regulares. 

Las sesiones de “jam” se anuncian en línea en el sitio del campus, así como también en un señalamiento en el piso inferior de la ubicación de “Wyatt”. Simita Ananda, estudiante de primer año en microbiología y asistente por segunda vez, dijo que fue ese simple letrero que la llevó a unirse al grupo. 

“Solo pase, y estaba como, oh hay una sesión de música de “jam” folclórica; escucho mayormente música, así que dije, está bien, vendré”, dijo Ananda. “Yo canto y toco algunos instrumentos”.

En su primera sesión, Ananda, quien principalmente toca la lira, ofreció una canción celta que le gustaba, le dió al grupo las cuerdas y cantó mientras tocaba. Desde entonces, el grupo le ha pedido la canción para que ella la cante de nuevo.

Los miembros recurrentes han establecido una atmósfera alentadora, y Hein dijo que le dan la bienvenida a todos para probar el grupo. 

“Incluso si no eres bueno, está bien”, dijo Hein. “Te ayudaremos, y es divertido”.

El grupo le ha proporcionado a Hein una actividad semanal que espera realizar en su retiro. Hein dijo que cuando él estaba aún trabajando, él miró un anuncio en el periodico para el grupo, pero no podía unirse debido a su horario. Ahora, ha estado tocando con el grupo durante más de ocho años tocando la guitarra

“Me encanta tocar música”, dijo Hein. “Cada día que tocas música es un buen día para mí. No tengo ningún género establecido, pero me inclinó por el rock and roll. Los Rolling Stones son mi banda. Me encanta AC/CD [y] ZZ Top; Pondré un poco de Bob Dylan [y] algo de música country. Toco cualquier cosa si me gusta como suena. [Si] se siente bien, lo haré”. 

Su pasión por tocar es lo que llevó a Hein a su primera sesión, pero el rápido aprendió que tocar como parte de un conjunto es una experiencia muy diferente a lo que estaba acostumbrado. 

“Toque hace, mucho, mucho, tiempo pero no tan bien para tocar con otras personas”, dijo Hein, “Pero una vez que empecé a venir aquí, empecé aprender como tocar con personas, lo cual es muy divertido”.

Lauren Wesling, una estudiante de tercer año estudiando ciencias biológicas y tocadora de violín, dijo que está muy agradecida por el espacio que las sesiones de “jam” las cuales  ofrecen tocar música en el hermoso ambiente del Arboretum. 

“Extrañaba tocar música con la gente”, dijo Wesling. “Me uní a una banda cuando vine a Davis […] y ellos tocan mucho metal, y no pude seguir el ritmo. Me divertí mucho la última vez que vine”.

El grupo también ha atraído un número justo de miembros de audiencia cada semana, incluyendo transeúntes caminando por los senderos del Arboretum que se detienen un momento para escuchar los sonidos de una canción de los Rolling Stones, una melodía clásica de John Denver o incluso trabajo original de un miembro. 

“Recientemente, ha habido mucha gente ahí”, dijo Hein, señalando al “deck” inferior. “Una niña vino una semana, y ella quería que tocaramos una canción. Ella dijo, ‘Estas son las cuerdas’, e hicimos eso mientras ella cantaba. Fue lindo, y muy improvisado”. 

Durante este tiempo en las sesiones de “Jam”, Hein ha estado impresionado por los estudiantes que tocan y su sabiduría de música más antigua. Él espera que con su lista de reproducción en constante cambio, más estudiantes se unan al grupo y continúen con la tradición. 

“Tengo 70 años”, dijo Hein. “No vamos a estar aquí en 40 años, así que alguien tiene que empezar a venir aquí y hacerlo para que siga funcionando [y] para mantener viva esa música”.

 

Escrito por: Mia Baltierra — features@theaggie.org

Traducido por: José Hernandez